Ir al INICIO Formación de Maestros
El soñador del sueño (Audio)

 

Nombre: Carlos Oliver

Lugar: Madrid – España

Actividad: terapeuta

Blog: http://creandoconlaluz.blogspot.com

www.constelacionesparaelalma.com

   

Conocí Un Curso de Milagros como conclusión de una larga trayectoria de búsqueda en mi vida que me permitió experimentar numerosas técnicas y procedimientos que estaban respondiendo a aquello que buscaba como algo auténtico y duradero. Estoy hablando como tantos de vosotros, que habréis experimentado en la cantidad de posibilidades terapéuticas, sanadoras y espirituales que en este momento se presentan y que responden según mi modo de ver a una necesidad de verdadera sanación de la humanidad, de los millones de seres humanos que poblamos este planeta. Al nivel que proponen, pueden ayudar si permiten crear un espacio de confianza y honestidad, donde poder reconocer y desmontar los patrones y creencias erróneas del ego. La paradoja sucede en el momento que algo que aparentemente te une produce el efecto contrario, y se convierte en una idea de carencia y de que hay algo que lograr o nos permite un bienestar momentáneo pero que no ha llegado a la raíz y a la verdad que subyace detrás. Lo que más me llama la atención después de entrar en la dinámica de estudio de Un Curso de Milagros es reconocer que mi propio ego (lo que yo llamo el núcleo duro) se ha mantenido totalmente intacto ante todas estas experiencias que me han aportado una idea de mi propia necesidad de mejorar algo o de cambiar algo, y por lo tanto confirmar la idea de separación. Aun cuando este planteamiento pueda parecer demasiado radical es el resultado de ver las cosas de otra manera, donde no cabe más opción que nuestra propia honestidad. Jesús nos dice que esto que está ocurriendo es una creación de tu mente y el despertar es algo inherente a ti, independientemente de lo que hagas. De hecho la idea de hacer a veces supone una búsqueda equivocada del perdón. Si todo ha sucedido ya, es tu mente la que está recreándose, y por lo tanto el Curso propone que deshagas aquello que tu mente cree que está sucediendo mediante el perdón. Todo es una decisión. Yo puede decidir, como Hijo de Dios, que quiero verdaderamente sanar mi mente de la experiencia de separación que ha creído suceder. Todo el miedo y la culpabilidad que surge ahora en mi vida, es el indicador del error que he creído estar viviendo, y la oportunidad de declarar mi inocencia ante el Espíritu Santo. El curso me hace saber que sólo Dios existe.