Ir al INICIO Formación de Maestros
El soñador del sueño (Audio)

 

Nombre: Carlos Flores

Lugar: Bolivia – Málaga (España)

Actividad: Geógrafo

   

Son varios los años que por uno y otro medio he sentido la llamada, claro que también han sido algunos sucesos de mi vida que me han conducido hacia la búsqueda, hacia ese algo que me permita estar a gusto y en armonía conmigo mismo y los que me rodean. Los sucesos a los que me refiero son síntomas físicos que surgieron de la nada, de un momento a otro y que fueron arraigándose en mí muy sutilmente hasta afianzarse, ni se cuando con precisión. Simplemente se quedaron y aquello con el tiempo ocasionó la exploración de soluciones médicas que por cierto, hasta la fecha no resolvieron nada.

Fue aquella necesidad la que me condujo a buscar otras opciones, como terapias alternativas y holísticas, y unas un poco más que otras me fueron haciendo dar cuenta del poder del pensamiento. Cómo tu forma de pensar puede ser tan determinante en tu vida. Fui comprobando, o mejor dicho, tomando conciencia del caótico diálogo interno de tu mente, que salta aceleradamente de un pensamiento a otro, y también comprobé que lo pensado se cristaliza, es decir, lo que piensas se materializa en lo que identificamos como realidad.

¡¡Maravilla!! Era cierto. . . el pensamiento es creativo. Funciona. Así es. Funciona y está al alcance de todos, sólo depende de uno mismo. Y tal vez ese es el punto crítico, el que dependa de uno mismo, puesto que se puede tornar casi improbable el conseguir una auto-educación mental sin tener una guía, un método o una terapia, pero aunque la tuvieses lo contundente será tu voluntad de seguirlo, de hacerlo, de practicarlo, de integrarlo en tu diario vivir.

Son mas de cinco años que tengo el libro de Un Curso de Milagros, pero fue esa falta de decisión la que me llevó a postergar y postergar su estudio y aplicación. No obstante una vez más he vuelto ha recibir esa invitación divina, sólo que esta vez no la dejo de lado, la escucho y voy avanzando en el camino hacia la LUZ.

No hay otra forma, SOLO DEPENDE DE TI EL ESCUCHAR LA LLAMADA.