Artículos Mensuales
El soñador del sueño (Audio)

 

Marzo 2008


Simplicidad

En ocasiones, incluso las palabras pueden ser utilizadas para evitar el conocimiento. ¿Cuántas palabras hacen falta para comprender lo que está más allá de ellas? En realidad, muy pocas. Centrémonos, por lo tanto, simplemente en observar. Desear leer palabras es una actitud tan compulsiva como cualquier otra, y sólo afirma que la verdad sigue estando afuera y reafirma el miedo a mirar adentro. Suelen utilizarse las palabras para distraer la atención, para mirar en otra dirección y no ver la tensión que surge del interior ante la sombra del miedo. Seamos simples entonces. No seamos compulsivos ni siquiera en la obtención del conocimiento. El silencio tiene mucho más que ofrecer que cualquier palabra hablada o escrita. Si dedicas estos minutos a mirar dentro y a permitir que el Espíritu guíe tu visión, tal vez te des cuenta de cuál es el temor que tienes a estar en silencio, simplemente sin hacer nada. No hay una palabra que provenga del Espíritu que no te invite a permanecer en silencio para obtener dirección interna. Si se te ha dicho que tu única función es darte cuenta de todos los obstáculos que pones a la luz, que éstos pueden ser identificados por la emoción de preocupación y conflicto, y que el Espíritu no puede deshacer esos pensamientos a no ser que tú estés dispuesto a verlos, te darás cuenta de que no hay nada más importante en tu proceso de liberación mental que estar dispuesto cada día, durante unos instantes, a mirar dentro siguiendo la indicación del Espíritu en tu mente. Si esto produce en ti algún tipo de resistencia, ya tienes algo que comenzar a ver para que te sea clarificado.

 

Andrés

 

 

 


Regresar a la sección Artículos Mensuales...